En la naturaleza existe una serie de plantas que contienen un cierto dejo de insecticida tipo veterinario que favorece a los animales domésticos, pero que como todo producto desconocido también tiene sus cuidados. Las plantas pueden ser beneficiosas, como también muy tóxicas. Todo depende del uso y su correcta preparación.

Existe una alta gama de productos extraídos de la naturaleza, como es el caso del tradicional Ajo (Allium sativum), que también se usa como repelente de piojos. En tanto, los exóticos Crisantemos también tienen beneficios. Aunque la actividad insecticida de este extracto ya era conocida en China desde el siglo I AC, el uso de la planta Chrysanthemum Cinerariaefolium se extendió a partir del siglo XIX cuando se aplicó en la erradicación masiva de piojos en la población. Estas exóticas y atractivas flores contienen Piretrinas que se usan para controlar una amplia variedad de insectos (mosquitos, orugas, entre otros). Además se emplean como principios activos en productos fitosanitarios para tratar los animales domésticos o el ganado. Estos compuestos no se pueden usar en espacios de exterior porque se degradan con relativa facilidad producto de la acción de la luz y del calor. Pero para aumentar su efectividad como insecticidas los preparados comerciales de Piretrinas se acompañan de sustancias sinérgicas como el butóxido y sulfóxido de Piperonilo.

El Ajenjo, conocido científicamente como Artemisia Absinthium (en la foto), es una planta que contiene Cineol y Tuyona que al usarlo como infusión acuosa, suele ser eficaz contra las plagas de pulgas. El Pomelo y la Mandarina son dos cítricos muy apetecidos en la erradicación de plagas. Sus extractos de la piel son ricos en d-limoneno elemento que favorece la eliminación de garrapatas. Su alto poder de eficacia, sobretodo en las plagas adultas, permite su uso en repelentes de laboratorios. El Eucalipto, científicamente conocido como Eucalyptus globulus, en sus dos tipos (eucalipto común, eucalipto azul), se utiliza en concentrados emulsionables de aceite esencial. Estos árboles muestran una elevada eficacia en el control de larvas y pupas de moscas domésticas.

Estudios de laboratorio muestran que el orégano salvaje, Origanum minutiflorum es otro de los productos naturales contra las garrapatas. El concertado del aceite preparado contiene Carvacrol y Timol, lo que le da un sabor picante y produce el olor del orégano. Mientras que el Toronjíl, o también conocido como Melissa officinalis es una planta que contiene alto poder de Linalool un repelente para pulgas y garrapatas.

Otra de las plantas que benefician la eliminación de garrapatas en algunos sectores y en la piel de nuestros animales, es el tradicional Romero. Las hojas trituradas del Rosmarinus officinalis tienen cierto efecto repelente contra estos desagradables bichos. Por su parte, las hojas trituradas de Poleo (Mentha Pulegium) son al parecer un buen remedio casero contra las garrapatas de los animales domésticos. Se aplica espolvoreando la piel del animal y las zonas donde descansa, también es efectivo lavar al animal con una infusión bien concentrada de la planta. No debe usarse el aceite esencial sobre animales o seres humanos, pues es tóxico incluso a bajas dosis.

La Nicotina también es un potente insecticida. El extracto de la Nicotiana tabacum se emplearon abundantemente en plagas agrícolas y ganaderas antes de la aparición masiva de los insecticidas sintéticos en la segunda mitad del siglo XX. Puede prepararse una infusión de hojas, que se sirve rociándolo en la piel de los animales.

Entre tanto, la Annona Squamosa es un fruto cubierto de escamas verdes muy pronunciadas, que se asemeja a un cono de pino, y suele ser confundido con la Chirimoya. Es fruto de un árbol perenne original de América centro y sur. Las semillas y los frutos inmaduros, ambos machacados y aplicados a los animales sirven como insecticida y específicamente para combatir piojos y garrapatas.

Y por último, la Azadirachta indica es un árbol originario del sudeste asiático que también se encuentra en regiones de América y África. Extractos acuosos o alcohólicos han mostrado una eficacia muy prometedora contra garrapatas. En algunos países hay productos comerciales a base de Azadirachta para uso agropecuario. En el caso de uso casero, el aceite tiene efecto repelente contra moscas y otros insectos. Utilizar hojas adultas poniéndolas a remojo durante varios días.

Revista mimascota recomienda que todas las actividades que se hagan para beneficio de los animales de compañía siempre deben ser asesoradas por profesionales del área.

 #revistamimascota