Qué significa soñar con perros?

1441

El perro es un símbolo de amistad, lealtad y fidelidad, considerado de antaño como el mejor amigo del hombre, algo que todos sabemos, y aunque es un animal, también puede ser un animal agresivo y atacar a cuantos se les acerque.

Y en los sueños éstos pueden ser también desde un amigo fiel hasta como un enemigo encarnizado. Si sueña con perros, primero piense si tiene usted alguno, si es así, es posible que el sueño sea una resultado de una experiencia previa.

En muchas ocasiones soñar con un perro indica la necesidad de ser amados y protegidos, carencias, o lo que hechamos de menos, la necesidad de tener alguien a nuestro lado que nos entregue amor y cariño.

Son muchas las interpretaciones como situaciones, pero algunas señalan que si en el sueño el perro nos muestra afecto, es que estamos siendo fieles a nuestra propia naturaleza. Si es amigable y come de su mano, obtendrá ganancias y sus amigos serán sinceros.

Si el perro es blanco y se acerca amigablemente puede significar que pronto alcanzará el éxito que está buscando, ya sea en lo sentimental, en los negocios o en el trabajo. Mientras que en una mujer el significado es hacia las probabilidades de matrimonio.

En otras ocasiones, si el perro -cualquiera sea- nos mira suplicante o pone su cabeza en nuestro regazo; esta pidiendo que volvamos al camino del que nos hemos desviado. Por otra parte, soñar con cachorros en multitud y juguetones puede significar que se está actuando frívolamente, sin seriedad ni constancia.

Según los expertos, soñar un perro con varias cabezas significa insuficiente concentración mental y el inútil esfuerzo de pretender manejar simultáneamente diversos asuntos y negocios, todo ello con un excesivo gasto de energías que lo expone a una enfermedad. Si el perro nos mira hosco, con odio y/o rabioso, anuncia mala fortuna y adversarios. Mientras que ver a un perro combatir con otros perros o con el suyo, es signo de disputas con sus allegados. En los sueños comunes, al perro se le relaciona con la muerte, por lo que oír su aullido, sin verlo, es presagio de muerte próxima.

En los sueños oír el ladrido de un perro nos advierte de la proximidad de peligro. Mientras que si el perro esta en peligro, alguna relación afectiva esta amenazada. Un perro desconocido extraviado, amenazante, que ladra, significa que un adversario trata de perjudicarlo y causarle conflictos con su hostilidad. En tanto, verse mordido por un perro o herido por éste, predice un mal que vendrá de un enemigo, equivalente a la importancia de la mordedura o la herida, puede este sueño presagiar enfermedades. Si un perro -cualquiera sea- despedaza la ropa del durmiente, está hablando de calumnias y de ultraje.

Por otra parte cuando se sueña con los perros cuidando la casa es protección a la esposa o mujer del hogar. También predice con estos estudios que cuando una mujer sueña con perros de caza, sugiere que está o pronto estará enamorada de un hombre socialmente inferior a ella. Y cuando una mujer se sueña perseguida por perros de caza sugiere que la asedian varios admiradores, aunque no todos con buenas intenciones. Y acariciar a un cachorro de caza augura pesadas responsabilidades en su vida familiar.

Entre tanto, atar o poner un bozal a un perro es significado que alguien a su alrededor quiere robar algo suyo. Soñar con un perro de aguas o de razas mezcladas quiere decir que la persona tiene un amigo en quien puede confiar y que le ayudará en un momento delicado.  Fuentes. Guía Cómo Interpretar los sueños de Diane Von Alten y perrosenlinea.com

 

Ads