A propósito de la Iguana, algunos datos alimenticios para una vida larga y sana

 La historia de las Iguanas en cautividad viene de hace mucho tiempo, pero hasta sólo hace poco se desconocía bastante de sus necesidades alimenticias, frecuentemente se aconsejaba una dieta a base de lechuga, tomate y suplementos de jamones y derivados, pero estudios, análisis y experiencia se llegaron a confirmar que esto es una dieta muy deficiente que acorta la vida del animal a un 10 por ciento.

Es muy importante que el alimento sea cortado en trozos pequeños ya que la Iguana no mastica su alimento, sino que lo toma y con sus pequeños dientes, lo rasga y engulle. Además debe estar fresco y bien hidratado ya que raramente beben agua, aunque aún así deben tener siempre agua fresca disponible.

A diferencia de otros reptiles carnívoros las iguanas no ayunan, y su dieta se puede basar esencialmente en verduras verdes, alimentos ricos en calcio. Es conveniente que el alimento sea puesto a primera hora de la mañana, si la iguana come temprano por la mañana, le será más fácil hacer la digestión durante el resto del día, ya que precisa de 29ºC para realizarla correctamente.

Los alimentos que deben forman parte de la dieta para una Iguana están compuestos en un 40% de verduras, éstas incluye hojas de bledo, repollo, nabo, rábano, cardo, diente de león, endivia, col, berros y pimientos, entre otros; vegetales de fácil digestión y alto valor nutricional.

Por su parte, la fruta es un alimento rico en vitaminas que también debe formar parte de la dieta de la Iguana, considerando que ésta es rica en azúcares, por lo que no debe formar parte de más del 10% de su alimentación. Entre éstas destacan la papaya, el mango, las frutillas, las manzanas con cáscara (piel), frutos del bosque, damascos, duraznos, peras, entre otros.

 

En tanto, los alimentos que se debe evitar a toda costa son las frutas cítricas como la naranja y el kiwi, el perejil, el polen y otros germinados. y aunque suene como normal de este tipo de mascotas, hay que evitar también el consumo de insectos y demás presas vivas; además de la leche y todos sus derivados incluido el huevo, carnes y alimentos procesados para otras especies de animales.

Es recomendable que la dieta esté siempre supervisada por el veterinario que lleve su ficha y control, quien además recomendará alimentos formulados ricos en vitamina y nutrientes que el animal también necesite. Y para que la Iguana logre una correcta absorción del calcio, es muy importante que en su terrario tenga un espectro de luz adecuado, o bien, que tenga acceso a luz solar directa (sin filtros ni cristales). Debe tener en consideración que un exceso de proteína sumado a una carencia de calcio durante el crecimiento puede generar problemas óseos en la Iguana.

 

publicidad