Existe algo de confusión sobre las necesidades dietéticas del perro, pues habiendo distintos ejemplares salvajes con costumbres alimenticias diversas, mucha gente no tiene claro a cual de estas especies (lobo, zorro, perro salvaje, etc.) se deben asemejar las necesidades nutricionales del perro para elaborar su dieta natural.

Los perros continúan mostrando comportamiento sumiso a sus dueños durante toda su vida, mientras que los lobos sólo lo hacen de cachorros ante los miembros más viejos de su manada; aquí la diferencia que uno sea doméstico y el otro no. Estas diferencias se cree que son debidas a la selección del hombre al elegir al perro cómo animal de compañía.

ADN Es interesante destacar que todos los perros domésticos -desde el más pequeño como el Chihuahua hasta el más grande como un Gran Danés o Dogo Alemán-, llevan idénticos patrones de ADN, lo que confirma que todos tienen un origen común.  Quiero publicar en revistamimascota.cl

El aparato digestivo de los perros tienen entre sí características comunes del carnívoro tales como la apertura de la boca grande, una única articulación bisagra en el mismo plano que los dientes, un músculo grande principal en el lateral de la cabeza para el movimiento mandibular y los dientes son cortos y puntiagudos diseñados para agarrar y desgarrar; lo que hace que se junten en movimiento cortante a modo de tijeras.

IMPORTANCIA DE LA DIGESTIÓN Y CÓMO SE HACE. Los perros tienen un tracto digestivo cuya longitud está entre un tercio y un medio de la longitud del de los omnívoros. Este tracto corto está diseñado para la adaptación a una rápida digestión muscular de carne y huesos crudos. Además, los canes no tienen enzimas digestivas en su saliva, al contrario que los humanos que tenemos amilasa, la cual ayuda a romper los carbohidratos complejos.

En el estómago, los carnívoros tienen una concentración mucho más elevada de ácido clorhídrico, lo que les permite romper las proteínas y matar bacterias peligrosas más rápido que el común de los seres humanos. Su acidez es inferior o igual a un pH 1, mientras que el estómago de los humanos tiene un pH entre 4 y 5.

Según su anatomía y fisiología, el perro tiene dificultad para digerir alimentos con carbohidratos complejos tipo el almidón, cómo los que se encuentran en los cereales y féculas. Al carecer de amilasa en la saliva, estos azúcares de cadena larga no sufren predigestión en la boca, por lo que tardan más en digerirse en el estómago.

Parece lógico que si se incluyen cereales en la dieta de los perros, estos no deben ser la fuente principal de proteína, sino las harinas de carne de pollo, vacuno, cordero o pescado; y a la hora de elegir uno apropiado debemos tener en cuenta que de todos los cereales, la harina de avena es la que mejor digieren los perros, por lo que hace que la biodisponibilidad de sus nutrientes sea la más alta.

A la fecha existen alimentos para perros que han sido creados pensando en todas las razas y edades existentes, aportando nutrientes para su bienestar y salud, favoreciendo su respuesta inmunitaria, fortaleciendo sus articulaciones y que mejor que ver los resultados en su pelaje y también en su digestión, que puede encontrar en la #GuíaMascotera