Ojo con los ojos de su mascota

La visión es uno de los sentidos mas importantes para todos los seres vivos, y en el caso de nuestras mascotas es aún más especial. Con los ojos pueden visualizar situaciones de peligro, conocer la amabilidad de una persona, e incluso encontrar su alimento. Un órgano que debe siempre cuidarse para evitar accidentes y enfermedades.

Los animales son curiosos, juguetones, cazadores -entre otras cosas- y por consecuencia pueden existir accidentes en el proceso, normalmente entramos en pánico porque es una zona delicada cuando se lesiona, muchos somos sensibles de ver o tocar, por lo que queremos hacer las recomendaciones básicas que en caso de accidentes oculares puedas actuar, salvar el ojo de tu mascota

Los ojos de perros, gatos y otros pequeños animalitos deben limpiarse para evitar males mayores. Se trata de una tarea sencilla que no se debe descuidar. Hay que estar muy atentos y extremar la higiene

El ojo rojo es un síntoma común a multitud de patologías, como también lo es del glaucoma, originado por un aumento de la presión intraocular, por lo que ante cualquier patología que afecte a su mascota es recomendable visite al veterinario, y si no conoce ninguno puede encontrar al profesional que necesite en nuestra Guía Mascotera.

Los problemas que normalmente puedan sufrir nuestras mascotas en sus ojitos son provocadas por una conjuntivitis; a veces alérgica, o bien debido al polvo y/o contaminantes en su entorno. Aunque también existen las de tipo bacteriano, vírico o incluso fúngico. Las conjuntivitis hay que tratarlas adecuadamente (no es lo mismo, por ejemplo, una clamydiasis en gatos que un herpesvirus), si se equivoca en el correcto tratamiento etiológico, la dolencia puede progresar y agravarse.

Un caso frecuente en los ojos de los felinos son los herpesvirosis. Los veterinarios la diagnostican mediante una prueba de P.C.R. en lágrima. Además del aspecto dendrítico de sus úlceras corneales o de su queratitis refractaria, son tratadas específicamente con agentes antivíricos. De no proceder de esta manera, la dolencia en vez de mejorar, puede llegar a empeorar. Por eso es recomendable que visite al veterinario, y si no conoce ninguno puede encontrar al profesional ideal para usted y su mascota en nuestra Guía Mascotera.

Pero seguimos con el ojo rojo, que es un signo de alarma que nos avisa que algo va mal. Hemos repasado que tras este cambio de color podría subyacer un glaucoma o una uveítis o diferentes tipos de conjuntivitis pero no finaliza ahí, y podremos encontrarnos con cuerpos extraños -muy frecuentes las espigas y restos vegetales adquiridos en el campo-, pestañas o cilios ectópicos, que -al estar mal colocados- rozan, produciendo irritación crónica, parásitos a modo de pequeñas larvas que recorren la conjuntiva -como la thelazia-, mala colocación de los parpados –entropión y ectropión-, ojo seco y un largo Etc.

Podríamos estar hablando mucho sobre el ojo rojo. Pero lo mismo pasa con la secreción lacrimal o el tamaño pupilar o el blanquecino color de la pupila o la pérdida de visión. Todos estos síntomas encierran muchas posibilidades patológicas y por supuesto terapéuticas. Visite a su médico veterinario.

#tips #OjOs_mascoteros

  • El ojo del gecko es 350 veces más sensible que el ojo humano.
  • Los camaleones son capaces de ver en distintas direcciones a la vez.

En el aire…

  • Los búhos tienen los ojos más del doble de grandes que la mayoría de las aves, y en la oscuridad logran ver 10 veces más que el hombre.
  • Las mariposas pueden ver la luz ultravioleta.

Exóticos, exóticos

  • Los ojos de los tarsios -o, tarseros- son los más grandes de cualquier mamífero, en relación al tamaño de su cuerpo.
  • Pero si de ojos grandes hablamos, quien lleva la delantera en esta presentación es la Avestruz, su ojo es sin duda lo más llamativo de su especie. El tamaño de los ojos de un avestruz es más grande incluso que su cerebro, que no está relacionado en absoluto con su inteligencia ni con su percepción.
  • Otros ojos de tamaño “récord” son los del calamar gigante, sus ojos son hasta tres veces más grandes que los de cualquier otro animal, incluso más grande que el tamaño de un melón.

Y en el agua…

Lo de “dormir con un ojo abierto”, para algunos animales más que un refrán es toda una realidad, por ejemplo, los delfines duermen con un ojo abierto. para mantener la mitad de su cerebro ‘despierto’ para seguir respirando. Durante el proceso del sueño los delfines desconectan uno de sus hemisferios cerebrales – ralentiza su metabolismo y se queda prácticamente inmóvil-, mientras la otra mitad controla las funciones vitales, sobre todo el respirar.

Siempre abiertos

Existen seres vivos en el planeta que no cierran nunca sus ojos, ni para descansar un poco. Los peces son muy conocidos por eso, y aunque estos vivan bajo el agua y no tengan problemas con deshidratar sus ojos, también existen otros animales en la tierra y en el aire, tal es el caso de las serpientes y los insectos.

Por su parte y en contrapartida a lo de no cerrar los ojos, los camellos tienen tres párpados, que les sirve para protegerse en su entorno, como es en situaciones tales como las tormentas de arena del desierto.

#RevistaMIMASCOTA

Fuentes: http://www.abc.es/sociedad/abci-mascotas-mucho-ojos-201605041412_noticia.html // http://www.cuidandotumascota.com/blog/posts/como-cuidar-los-ojos-de-tu-mascota/ 

- Advertisement -

publicidad

Suscribir a newsletter

Suscríbete a Mimascota y recibe en tu correo noticias, vídeos y consejos de tenencia responsable de mascotas y de animales de compañia.

Lo más leído