El Clicker no es más que una cajita metálica que produce un ruido peculiar. Muchos recordarán esas ranitas con las que jugábamos de pequeños, que hacía un ruido parecido.

Según Karen Pryor, quien popularizó este método allá por los 80, el entrenamiento con clicker se basa en la utilización de refuerzos positivos (añadir estímulos agradables para que el comportamiento se repita) y castigos negativos (retirar estímulos agradables para que el comportamiento no se repita). Por tanto el entrenamiento con clicker es una de las herramientas que podemos utilizar en la educación canina en positivo.

Tiendas y Locales PET en Chile

El entrenamiento con clicker se aplicó con buenos resultados en el entrenamiento de mamíferos marinos, a los que se hacía bastante difícil aplicar el castigo positivo (añadir algo desagradable para que el comportamiento no se repita) o el refuerzo negativo (cesar algo desagradable cuando se da el comportamiento deseado). Se utilizaba el silbato como marcador del instante en el que el animal realizaba el comportamiento deseado y después se entregaba la comida. El silbato era un reforzador condicionado que servía de estímulo puente entre el momento de “ganarse el premio” hasta el momento de “entrega del premio”

Cargar el CLICKER El objetivo es hacer que el sonido del clicker comience a significar algo para el perro. Usando términos más correctos, vamos a convertir un estimulo neutro en un estimulo condicionado.

  • El clicker pasa a ser un reforzador condicionado, es decir, informa al perro de que el refuerzo “real” (premio de comida juego, o cualquier otra cosa que le guste) está por llegar.
  • El clicker marcará el momento exacto en el que perro hace lo que nosotros queremos que haga. Ese comportamiento es exactamente el que estaremos reforzando. Ya hablaremos más adelante del “timing”, que nos ayudará a premiar adecuadamente a nuestro perro.
  • Digamos que el clicker es un estimulo puente entre el momento de “ganarse el premio” y la entrega de ese premio o reforzador.

Quiero ANUNCIAR PUBLICIDAD

Hay muchas maneras para”cargar el clicker”; Lo ideal es trabajar en interior y sin distracciones, pero no es absolutamente necesario.

Haz sonar el click y da la comida(o el reforzador primario que hayas elegido). Repetiremos el proceso unas cuantas veces (10 más o menos). El perro no tiene porque estar haciendo nada especial, simplemente CLICK y DESPUÉS comida.

Repite el proceso tras unos minutos. No tienes porque darle siempre la comida de tu mano, puedes tirársela al suelo, puedes dársela mientras vas caminando, puedes dársela desde sentado, de pie. Lo importante en esta etapa es que el perro comience a asociar el sonido del clicker con la llegada de un premio.

  1. Podemos repetir el proceso de nuevo tras un descanso. Normalmente en esta primera sesión el perro comienza a entender el significado del sonido del clicker.

¿Cómo sabemos que ya está “cargado”?  Es sencillo, cuando veamos muestras en el perro de “esperar la comida” cuando oye el clicker. Si no te está mirando, haces sonar el clicker y se vuelve rápidamente hacia ti, podríamos decir que lo va pillando.

A algunos perros el sonido del clicker puede asustarles, procura  “bajar” el sonido del clicker las primeras veces. Puedes meterlo en el bolsillo, puedes ponerle algo de celo en la  lámina,.incluso hay algunos clickers que vienen con “regulación de intensidad. Lo importante es ayudarles a entender que el clicker precede a algo que les gusta para que superen estas reticencias.

Recuerda que también puedes asociar el clicker con juego o con un juguete si eso es lo que más le gusta a tu perro. ¿Cómo?. Igual que con la comida, primero click y después juguete. Haz sonar el click y tírale inmediatamente la pelota, el frisbee o juega a tirar de su cuerda. En principio es exactamente igual que con la comida aunque puede que tarde un poquito más en asociarlo ya que tardamos un poquito más entre repetición y repetición (necesitamos más tiempo para lanzar la pelota y recuperarla para poder lanzársela de nuevo que simplemente dándole un trozo de comida).

También puedes variar los refuerzos y dar unas veces comida y otras el juguete y por supuesto puedes trabajar con diferentes tipos de comida y juguetes durante el proceso.

El clicker significa que algo bueno va a pasar, no te dice exactamente qué será eso tan bueno, esta expectación puede hacer más interesante el proceso.

Cuando tu perro responda al sonido del clicker y hay entendido su significado tanto en interior como en exterior tenemos que continuar con el proceso de entrenamiento, no podemos seguir “cargando el clicker” eternamente. Normalmente basta con una o dos sesiones para que lo pillen.

Unas cuantas cosas a tener en cuenta:

  • La comida va siempre después del clicker, nunca antes ni durante.
  • Saca la comida DESPUÉS de hacer sonar el clicker.
  • CLICK=COMIDA, siempre, un click va seguido de un trozo de comida.
  • Nada de varios clicks y después comida.

#revistamimascota