A través de una serie de ejercicios básicos de adiestramiento canino se puede educar al perro para que no tire de la correa. Recuerda que la paciencia y la constancia son las claves para obtener éxito en este tipo de entrenamientos. Por una #TenenciaResponsable

Tips para el correcto manejo de la correa

* Pon la correa a tu perro, antes de salir de casa. Es probable que en este momento se ponga nervioso y se agite ante la perspectiva de salir a la calle (es uno de los comportamientos más comunes), por lo tanto toma la determinación de no salir a la calla hasta que se haya calmado. De este modo conseguirás que asocie salir a pasear como una actividad relajante y no de excitación.

* Una vez en la calle ve con la mascota hasta un lugar lo más tranquilo y solitario posible. Vamos a tratar de aplicar una técnica para la cual necesitamos el menor número posible de distracciones, por lo tanto parques y calles concurridas será al último sitio donde debamos ir. Un descampado sin perros por alrededor podría ser un lugar correcto para desarrollar el ejercicio que sigue.

* Marca una línea recta con un palo (de unos 15 – 20 metros) en la arena y después ponte en un extremo de esta línea. El ejercicio va a consistir en que tendrás que conseguir pasear por esta línea con el can sin que éste tire de la correa y para ello vamos a aplicar una metodología de lo más simple pero eficaz con los animales, el bloqueo positivo.

* Ahora tienes que comenzar a andar por la línea recta con tu perro. En el momento en que este de tirones de correa y quiera seguir andando en otra dirección que no sea la línea lo que tú harás será quedarte totalmente quieto, ojo: sin dar tirones pero con el brazo firme, para que el animal no pueda avanzar. Permanece así unos segundos hasta que el animal (por voluntad o casualidad) decida ir una vez más en línea recta, momento en el cual soltarás el bloqueo y permitirás que el perro avance junto a ti.

* La idea es repetir este ejercicio de forma prolongada. Durante una media hora de 3 a 5 veces por semana. Si eres constante en la metodología pronto comenzarás a observar como el can cada vez es menos reticente a dar tirones de correa, no obstante ten en cuenta que cada perro es un mundo y para terminar… ¡no utilices correas extensibles!

#TenenciaResponsable