Lealtad y Gratitud. Una perrita recorrió cerca de 300 kilómetros para reencontrarse con la mujer que la cuidó de sus heridas luego de haber sido atropellada.

Shavi era una perrita sin hogar que sobrevivía vagando por las calles de Rostov-on-Don en el suroeste de la región rusa de Rostov Oblast, hasta que el invierno pasado fue víctima de un atropello por un conductor que huyó del lugar.

Luego del impacto, Shavi quedó tirada en la orilla de la carretera, con las piernas traseras rotas y lesiones graves en su cuerpo. La perrita casi congelada de frío quedó a la deriva y suerte. Suerte que le acompañó sin pensar que todo cambiaría en un abrir y cerrar de ojos. La perrita fue rescatada por dos transeúntes quienes la llevaron a distintos veterinarios, debido a que ninguno de ellos quiso atenderla gratis, ni hacer una rebaja al elevado precio de la operación que precisaba.

Shavi intEn la intensa búsqueda apareció una veterinaria que estaba dispuesta a operarla e iniciar un tratamiento, a lo que hizo un llamado por las redes sociales para encontrar un alma humana que ayudara en la recuperación de Shavi durante el período post operatorio.

La publicación de la médico veterinaria llegó a un pueblo cercano, donde Shavi fue acogida por una hermosa familia recibiendo cariño y excelente cuidados durante varios meses. Una vez mejorada del todo Shavi -como buena perrita callejera- decidió que era hora de volver a sus andanzas, pero lo primero que hizo fue regresar donde quien le asistió desinteresadamente cuando más lo necesitó. recorriendo para ello cerca de 300 kilómetros. Lealtad y gratitud.

 

Fuente. Seamosanimales

(http://www.seamosmasanimales.com/2015/11/perro-camina-300-kilometros-para-volver-con-la-mujer-que-la-cuido-de-sus-heridas-despues-de-ser-atropellada.html)