Travesía mascotera, o ¿cómo viajar al extranjero con mascota?

318

Es muy posible que en alguna ocasión y por distintas circunstancias, surja la necesidad de viajar a otro país junto a nuestra mascota. Este tipo de viajes suele necesitar una tramitación extra, por lo que es conveniente preverlo con tiempo suficiente para evitar inconvenientes de última hora.

Para buena aventura, la mayoría de los países en el mundo permiten la libre circulación de las mascotas más comunes, con ciertos requisitos y con la condición que éstas se encuentren en perfectas condiciones sanitarias y cumplan las normativas de país de destino.

¿Cómo viajar desde Chile al extranjero con gatos y/o perros?

Lo primero es obtener el permiso oficial para sacar a la mascota del país, para ello se debe solicitar un Certificado Sanitario de Exportación, expedido por el Servicio Agrícola y Ganadero.

Para obtener dicho certificado, se deben adjuntar:

  • Certificado de salud expedido por un médico veterinario privado
  • Certificado de vacuna antirrábica (para perros y/o gatos mayores de 6 meses)
  • 0,14 UTM, valor al día del trámite.

Con ese certificado (que deberá estar debidamente traducido y legalizado ante el consulado correspondiente, si el país al que se viaja tiene un idioma oficial diferente del castellano), más las especificaciones propias del país destino, la mascota estará en condiciones de ser trasladada.

De todas formas, para mayor información sobre estos trámites, o sobre el traslado de otro tipo de mascotas, consultar el web del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG. (www.sag.cl)

Requisitos internacionales

Lo primero que necesitaremos conocer antes de viajar serán los requisitos solicitados por la aduana del propio país al que nos desplacemos.

Lo recomendable sería una visita previa a la embajada o consulado donde nos asesoren detalladamente al respecto, para evitar desagradables sorpresas posteriores.

Es sumamente importante que conozcamos y respetemos meticulosamente toda la normativa del país al que nos desplacemos, en caso contrario, podemos encontrarnos con todo un abanico de situaciones desagradables a la llegada:

  • Inmovilización del animal en instalaciones de cuarentena durante periodos variables (5 a 40 días)
  • Devolución al país de origen
  • Ante normativas estrictas, el animal podría ser sacrificado
  • Hay que tener en cuenta que, de manera generalizada, no está permitido viajar con animales menores de tres meses.

En el caso de las mascotas que viajan en avión y pueden permanecer junto a su amo en cabina, deben ser trasladados en los bolsos portamascotas. Cada aerolínea tiene sus requisitos para estos casos.

Normalmente, los bolsos portamascotas de superficies suaves como los bolsos Sherpa pueden exceder ligeramente estas dimensiones porque son plegables. Los animales deben estar en capacidad de poder pararse, girar y recostarse, de manera natural, dentro de la jaula. Está permitido usar los bolsos portamascotas de superficies suaves, siempre que estos hayan sido fabricados en nylon acolchado impermeable, con malla de ventilación en dos o más de sus lados.

La jaula de su mascota será considerada ya sea como la pieza de equipaje de mano o como el artículo personal, pero de todas maneras aplicará el pago del cargo por llevar una mascota en la cabina.

Los que viajan a Europa con sus mascotas

Si viajamos hacia y dentro de Europa, los requisitos no variarán mucho de un país a otro. Tanto en países de la Unión Europea como en la mayoría de los restantes, está unificado el “Pasaporte para Animales Domésticos”. Este documento es válido para perros, gatos y hurones, contiene, bien actualizada, toda la historia sanitaria del animal y todos sus datos identificativos, de estos últimos, también los que hacen referencia al propietario.

El Pasaporte debemos tramitarlo a través de nuestro veterinario. Hay que tener en cuenta que, de manera generalizada, no está permitido viajar con animales menores de tres meses.

A los que viajan a Australia

Australia admite la entrada de perros y gatos, como animales de compañía, siempre que cumplan con las normativas de importación.

Los pájaros y los conejos son admitidos únicamente si provienen de Nueva Zelanda. En el caso de los caballos, sólo pueden entrar si provienen de Japón, Alemania, Hong Kong, Irlanda, Singapur, Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda.

Otras mascotas como chinchillas, peces, hurones, cobayas, hámsters, lagartos, ratones, serpientes, arañas y tortugas tienen la entrada prohibida a Australia.

Los trámites básicos para emigrar a Australia con perros y gatos incluyen un certificado de vacunación, un certificado de salud veterinaria y un permiso sanitario de exportación. Documentos que deben expedirse en el país de origen del animal.

Para ingresar a Australia, los perros y gatos deben ser mayores de 12 semanas de edad, no pueden estar en estado de gestación ni amamantando crías en el momento de la exportación.

Además de la vacuna antirrábica, los perros deben poseer las vacunas contra el moquillo, la hepatitis infecciosa (adenovirus canino), el parvovirus canino (parvo), la influenza y la bordetellabronchiseptica (tos de las perreras).

No se recomienda aplicar a los caninos la vacuna contra la leptospira, pues puede interferir con ciertas pruebas que deben realizarse a las mascotas al llegar a Australia.

Los gatos, por su parte, además de poseer la vacuna antirrábica, deben ser vacunados contra la enteritis felina (también conocida como la panleucopenia felina o moquillo felino), la rinotraqueitis y el calicivirus.

Australia no permite la entrada de las siguientes razas caninas: Dogo Argentino, Fila Brasileño, Tosa Japonés, Pit Bull Terrier o Pit Bull Americano, Perro de Presa Canario o Presa Canario.

Extranjeros o chilenos que ingresan con mascotas a nuestro país:

Quién desee viajar con su animal de compañía y entrar en Chile, deberá hacerlo portando un Certificado Sanitario Oficial (Original) otorgado por la autoridad sanitaria del país de origen; debidamente traducido y legalizado ante el Consulado de Chile, si el país de origen no tiene al castellano como lengua oficial.

Pero además, la mascota deberá cumplir los siguientes requisitos:

– No debe presentar signos de enfermedades transmisibles al momento de hacer el embarque

– Debe haber sido sometido a un examen clínico, con una antelación máxima de 10 días previos al embarque (15 días en caso que vengan de EE.UU) en el que se lo reconoce como libre de enfermedades transmisibles

– Debe contar con una vacuna contra la rabia vigente a la fecha de embarque. Si proviene de un país declarado libre de rabia, se debe mostrar esta declaración. Debe estar desparasitado tanto interna como externamente.

Categorías de Mascotas  Las mascotas tiene categorías y para las normativas comunes, tanto nacionales como internacionales, se entiende como mascota a:

•    Perros
•    Gatos
•    Pequeños mamíferos
•    Aves (excepto aves de corral)
•    Pequeños reptiles y anfibios
•    Peces
•    Invertebrados (excepto abejas y crustáceos)

 

Para todos los viajes y en casi la mayoría de los países, para entrar y salir con la mascota, ésta debe tener incrustado en su piel un microchip que los identifica y mantiene ubicados. Una especie de documento de identidad del animal, y aparecerá en todos los certificados de vacunación y de salud del animalito. Por lo tanto, el microchip debe implantarse con ayuda del médico veterinario, antes de realizar los exámenes para obtener los certificados necesarios para el viaje. (Más información en Zoodata y Buscapet )

El propietario de la mascota es responsable de asegurarse de que el microchip que se instale en su mascota sea compatible con los equipos lectores de las autoridades competentes donde viaje. Recuerde que hay algunos lugares donde el microchip pueda no ser leído, lo que puede traerle consecuencias en la entrada del animal al país en cuestión.

Viajar por tierra

En el caso de las mascotas que viajan junto a sus amos por las carreteras y autovías del país, la Ley de Tránsito chilena prohíbe llevar animales domésticos en los asientos delanteros de los vehículos. Es por esto que especialistas son claros al informar los cuidados que debe tener en cuenta una familia al momento de llevar a su mascota de vacaciones.

Es importante recordar que la La Ley de Tránsito chilena regula el traslado de animales en vehículos motorizados, estableciendo multas que fluctúan entre las 0,2 y las 0,5 UTM por llevarlos en los asientos delanteros o en las partes traseras de camionetas sin arnés o correas de sujeción.

Tanto por la seguridad del animal como por la de los ocupantes del vehículo, lo recomendable es transportarlos en jaulas o caniles y en el asiento trasero.