¿Tratas a tu mascota como a tu hijo?

341

Tener una mascota siempre apunta y suma beneficios extraordinarios en nosotros los seres humanos, pero existen quienes -quizás por sufrir carencias emocionales-, utilizan a sus mascotas como escudo protector en la socialización con los demás.

Existen quienes tratan a sus mascotas como personas, los visten e intentan humanizarlos, les compran comida gourmet, les brindan más importancia que a sus amigos e incluso a su familia. Y sus fotos, conversaciones y vida en general se concentran en su animalito, en su compañero.

Existen importantes puntos para descubrir si tu mascota, o la de alguien cercano, está siendo utilizada para cubrir carencias emocionales, y en Revista MIMASCOTA te entregamos algunos consejos que aminorarán las relaciones obsesivo compulsivas con las mascotas.

¿Estoy teniendo una relación nociva con mi mascota por alguna carencia emocional?

#monotemáticos Tu mascota es todo tu mundo, y las fotografías y conversaciones con otros humanos sólo tienen que ver con eso. Centrar tu vida en tu mascota, no es nada bueno. Todos los extremos son malos, por lo que es recomendable cuidar eso y buscar qué es lo que está pasando con tu vida, es decir mirar un poco más allá de lo que normalmente veo.

Le das de la misma comida que comes -o peor aún-, lo vistes por que crees que tienen frío.

Los animalitos -por lo general- no necesitan ropa adicional a su pelaje, su piel está especialmente diseñada y acondicionadas para soportar las inclemencias del tiempo. Y en la alimentación debemos recordar que no por alimentarlos con nuestras comidas serán más humanos. Por algo tienen alimentos especiales y suplementos alimenticios que los favorecen su sistema inmune. Su alimentos deben ser balanceados y altos en proteínas, vitaminas y oligoelementos; siempre recomendada y certificadas por un médico veterinario.

Dejas de convivir con personas porque crees que tienes que estar más tiempo con tu mascota.

Aunque es importante que dediques algunas de tus horas al día estar con tu mascota, tienes que saber que los animalitos de compañía no tienen el mismo imaginario del tiempo que nosotros, por lo que es importante que no descuides tus relaciones sociales y afectivas por ello.

Si le das la misma -o más- atención que a un niño o bebé.

Reacciona a tiempo si tus actitudes son las de tener y mantener en brazos y ultra protegida a tu mascota. Busca si existe alguna carencia que te haga actuar de determinadas formas y encuentra nuevos lazos sociales y afectivos con amigos, familia y sobretodo nuevos círculos donde es posible encontrar experiencias enriquecedoras.

Todos somos especiales, y cada uno es un ser viviente. las experiencias pueden ser similares pero cada uno puede llegar a vivir, convivir, disfrutar y aprender a su manera. Lo mejor es siempre sociabilizar, saber que su mascota estará en casa esperándolo y mientras uno cumpla con sus responsabilidades con el animalito, éste siempre nos esperará con esa incondicionalidad que los caracteriza.

 

#RevistaMIMASCOTA

#EspacioPublicitario 468×60