Mi mascota y yo, una aventura sin igual

296
#EspacioPublicitario 468×60

Las mascotas no entienden nuestras prisas ni nuestros problemas. Tampoco hacen las cosas para molestarnos. Viven ajenos a todo eso, de una forma mas calmada y sencilla que nosotros. En una sociedad acostumbrada a tenerlo todo de forma inmediata, nos cuesta cambiar el chip y darnos cuenta de que con los perros la cosa no funciona así.

Podemos llegar a ser capaces de comprar o adoptar un perro de forma irresponsable, con la misma rapidez con la que compraríamos un smartphone o una cámara de fotos; pero un perro respira, corre, muerde…. y no lo puedes/debes devolver como harías con un objeto defectuoso o que no cumple tus expectativas.

En la convivencia con los animales de compañía puede haber periodos de tiempo en los que ésta no sea fácil (excrementos en casa, muebles rotos, mordeduras, ladridos, gemidos, arañazos….), no hay por que negarlo, mas bien todo lo contrario, hay que asumirlo, trabajar, intentar minimizar los problemas y dejar de pensar a corto plazo.

Una mascota no es un gasto, es una inversión a largo plazo (una inversión en risas, felicidad, auto-control…en muchas cosas que nos harán ser mejores personas y disfrutar mas de la vida) y como tal, tenemos que verlo porque, en caso contrario, empezaremos a dejar de disfrutarlos y solo veremos la parte mala, lo inmediato, el problema que no nos deja ver lo que hay más allá…

Nos empeñamos en buscar soluciones rápidas que solo incrementan el problema (collares de castigo, bozales, productos anti-orina, zarandeos, malas palabras, en fin; y, a pesar de que lo sufrimos y vemos que no funciona, no somos capaces de darnos cuenta de nuestro error. Probablemente, no estamos preparados para entender que hay cosas que no podemos ver desde nuestro punto de vista humano. Nuestra lógica nos impide ver lo ilógico que es tratar un ser vivo como haríamos con un objeto o, en el mejor de los casos, como haríamos con una persona. No somos humildes. No somos capaces de reconocer que nos equivocamos o que no somos capaces de lograr algo ¡¡Con lo fácil que es educar a un perro!! Eso al menos es lo que siempre nos han dicho, y lo puede ser, pero no cuando lo hacemos desde un punto de vista equivocado ¿si no como se explica que haya tanta gente inteligente, triunfadores, gente que hace bien todo lo que se propone que no son capaces de relacionarse bien con su perro?

Cuantas veces nos consultan sobre problemas con un perro, les decimos lo que pueden hacer y cuando les preguntas que tal les ha ido, te dicen que probaron dos días y no vieron mejoría, que era un coñazo o que ellos necesitan algo mas rápido… Y te lo sueltan al mismo tiempo que te dicen que todavía no han solucionado el problema e incluso se ha incrementado…. ¿De verdad no podemos darnos cuenta de que nos estamos equivocando, de que al querer acortarlo estamos haciéndolo todo mas largo y con mas sufrimiento?

A todos nos falta mucho que aprender sobre los perros y sobre la forma de relacionarnos con ellos pero eso es precisamente lo que mas esperanza nos da… Cuando se falla en la base, cualquier pequeño cambio que realicemos supondrá grandes avances. Solo con conseguir cambiar el enfoque, lo cambiaremos todo. Es en ello en lo que trabajamos y es por eso que hemos decidido escribir esta publicación.

No te equivoques, no busques la solución en la vía rápida. Búscala en el conocimiento de tu mascota, en intentar entender como es y las necesidades que tiene (en muchas cosas, muy diferentes a las tuyas), en la calma, la paciencia y la perseverancia, Puede que te parezca un camino mas largo, pero no lo es. Aprender a ver las cosas desde otro punto de vista lo cambiará todo. Podría ser incluso que nunca consiguieses solucionar el problema, exactamente igual que pasaría con el “camino fácil”, pero lo gestionarás mejor -sin mencionar lo que dejará de sufrir tu perro- y, al menos, entenderás lo que está pasando. Y serás un ser mas racional del que ahora piensas que eres pero sobre todo vivirás mas feliz y, sin darte cuenta, te habrás convertido en mejor persona: una persona mas calmada, con mas auto-control y paciencia… un poco mas perrito.

Texto extraído del blog https://dogminancia.com/2017/11/10/como-puedo-educar-a-mi-perro-o-solucionar-un-problema-con-el-de-forma-rapida/