Halitosis canina, ¿su mascota sufre de mal aliento?

El mal aliento en perros o halitosis canina es una condición que provoca la emisión de malos olores por el hocico del animalito.

Muchas personas asumen que el mal olor en la boca de su perro es normal, y que no se puede hacer nada para remediarlo. Prevenir la halitosis en perros no es solo un capricho asociado a evitar un olor, sino que estamos mejorando su salud y previniendo futuras enfermedades. 

La halitosis canina es una condición que provoca la emisión de malos olores por el hocico del animalito; ésta puede ser oral -originada por las bacterias presentes en la lengua y la boca, que es la más común-, o extraoral, con la presencia de patologías más serias que requieren tratamiento veterinario, como puede ser una diabetes o cáncer.

Las causas pueden ser muchas, pero la halitosis canina la sufren más los perros senior en general, y en especial los canes de tamaño pequeño y más aún los braquicéfalos -nariz corta y cara aplanada-, son los más propensos a sufrir la enfermedad periodontal junto con otras enfermedades bucales, en gran parte porque sus dientes están más juntos.

Son muchas las alternativas que originen el mal aliento entre las que destacan las infecciones virales, bacterianas o fúngicas y los problemas alimenticios -calidad y condiciones- que pueden desempeñar un papel en la emisión de malos olores también. Sin embargo, la causa más notable de halitosis es una enfermedad bucal llamada enfermedad periodontal, la cual se debe a la acumulación de placa bacteriana.

Enfermedad Periodontal. La periodontitis es la causa más habitual de enfermedad dental en los perros; afecta a muchos de ellos a partir de los 2 años de edad y se puede prevenir con un aseo rutinario del interior del hocico del animal.

El mal aliento en la mascota es uno de los principales indicadores de este problema. A menudo los propietarios no reconocen la periodontitis, mucho culpan a la mala calidad de los alimentos para mascotas. Esta enfermedad se puede tratar, pero si no se hace puede provocar la pérdida de dientes e infecciones más graves que afecten al hígado, el riñón o el corazón del animalito.

La Enfermedad Periodontal se refiere a un grupo de enfermedades inflamatorias que son causadas por la placa bacteriana en el periodonto (se refiere a los tejidos que rodean y soportan al diente, y se componen de la encía, cemento, ligamento periodontal y hueso alveolar y cuya función principal es unir a los dientes al tejido óseo de los maxilares), y es la patología oral que afecta a perros y gatos durante toda su vida; y va desde una etapa temprana (gingivitis) a una etapa avanzada (periodontitis).

El mal aliento del perro se debe a una higiene bucal deficiente o a ciertos hábitos alimentarios poco saludables. Por eso, poner remedio a ambas rutinas ayudan a combatir la halitosis en los canes. No obstante, cuando, a pesar de los cuidados, el mal aliento del animal persiste, puede deberse a graves enfermedades que afectan al aparato digestivo o a otras zonas importantes, como el hígado o los riñones. En estos casos, la vigilancia e intervención veterinaria son esenciales para controlar la enfermedad.

Si el origen del mal olor está en la boca del perro, bastará con tratarlo como hemos indicado, pero si tu veterinario descubre que se debe a un problema interno, podrá indicarte desde un cambio en la dieta de tu perro, hasta un tratamiento veterinario apropiado para tratar la causa subyacente.

#RevistaMIMASCOTA

publicidad