Abotonamiento, ¿porqué quedan pegados los perros cuando se cruzan?

Para muchos es el resultado de una cruza perfecta. Una de las escenas más peculiares que suelen cuestionar a los mas pequeños y preguntar a sus padres, ¿porqué los perros quedan “pegados” al momento de aparearse.

Situación comúnmente conocida como el ‘abotonamiento’, y que los profesionales que hacen la página Soy Veterinario de la red social facebook, explican y que Revista MIMASCOTA comparte con sus lectores:

“Durante el servicio el perro huele la perra, lame la vulva y en general se produce un juego entre los dos canes. Si la perra orina, es común que el macho lama la orina; muchas veces castañea los dientes y babea. Algunos perros apoyan la cabeza sobre el lomo de la perra antes de intentar subirse para asegurarse de que la perra los acepta.

Generalmente, en muchos perros cuya reproducción se busca por parte de los propietarios, estos sujetan a la perra y evitan estos juegos previos al servicio.

El perro monta sobre la perra, abraza con sus miembros anteriores delante del coxal y con movimientos copulatorios busca el orificio vulvar. Una vez que lo encuentra aumenta la intensidad de estos movimientos penetrando profundamente en la vagina. El miembro progenitor del perro tiene un hueso (os penis) que le da rigidez y hace que éste logre penetrar incluso antes de comenzar la erección.

“El pene del perro tiene en su parte posterior una estructura eréctil llamada bulbo del glande, es como un globo que al hincharse dentro de la perra impide que este se salga mientras dura la erección. Por su lado, la perra cierra un anillo muscular llamado esfínter vulvar por detrás del bulbo impidiendo que este se salga”.

Una vez que la erección se completa, el perro desmonta y pasando un miembro posterior por sobre el lomo de la perra, gira quedando la pareja mirando para lados opuestos trabados por sus genitales. A esto se le llama “abotonamiento”, esa situación que a nosotros nos parece como si los animales se hubieran ‘pegado’.

Cuando la hembra recibe al macho, éste iniciará una serie de movimientos, para después girar sobre ella y quedar en posición contraria, unido a ella.

Es sumamente importante que nunca intente separar a los perros cuando estén en esa situación, porque puede llegar a provocarles daño en el aparato reproductor de uno o ambos animales.

 

#RevistaMIMASCOTA

Fuente: https://www.facebook.com/SoyVeterinario/

publicidad